@PonlotuCom
¡Comienza a ganar dinero!

¿Todavía no estás resgistrado?

Registrarse
¡Comienza a ganar dinero!

¿Ya estás resgistrado?

Ingresa

REGISTRARSE

Usuario en uso
Email invalido
Minimo 6 caracteres
No coinciden
ARTICULO ORIGINAL
jajomo24
Arte

“EL ÚLTIMO ENCUENTRO”.

“EL ÚLTIMO ENCUENTRO”.

Sheila estaba sentada dentro del automóvil mirando el constante ir y venir de la gente que transitaba por la calle para ella para su espíritu juvenil la tarde era demasiado tranquila porque no pasaba nada fuera de lo común. Soñaba con algo algo distinto con una nueva experiencia ya había fantaseado a solas muchas historias de rapto policiacas entre otras de esas aventuras de las novelas que leía en fin quería encontrar una de esas historia mientras estaba en esa calle pero solo veía el encuentro de algunos novios o viejos amigos esas cosas románticas no le llamaban la atención. Quería ver algo real algo policiaco aventurero extraño como en una novela de Sherlos Hon aunque solo podía consolarse mirando los titulares de un periódico “Miles de peruanos morirán de hambre tuberculosis” esos titulares se sobrecogían la llenaban de terror a ella entre otros miles de ciudadanos los cuales al igual que ella se sentían responsables e impotentes de no poder hacer nada solo leer el periódico aunque quisieran solucionarlo todo no podían solucionar ese problema además no sabrían cómo.

En todo eso pensaba Sheila cuando ocurrió lo inesperado estaba sentada quieta mirando por la ventana del auto de pronto observo que un hombre de mediana estatura avanzaba en dirección opuesta a ella y vio por el retrovisor que se acercaba una mujer fue cuestión de segundos ella ya se había dado cuenta el hombre y la mujer se toparon. La miro mientras ella se acercaba como planeando un encuentro fue entonces cuando él susurro su oído en vos baja la mujer le respondió con una bofetada el hombre cayó al suelo había perdido el conocimiento en seguida la mujer se fijó en el rostro del hombre lagrimas brotaron de sus ojos se dejó sentir un fuerte suspiro luego ella cayo junto a él.

Los dos yacían en la vereda tirados largo reto inconscientes con sus caras frente a frente vistos solo por Sheila la cual no podía moverse aprecia estar viendo una película no creía estar viendo algo verídico de pronto los transeúntes junto a los sujetos cercanos al lugar rodearon a la pareja y comenzaron los comentarios: “    Este hombre es un atrevido….¿Que la abra dicho a esa mujer para reacciona así? ¿Están muertos? ¿Creen que sigan con vida? una a una como opciones de lotería salían preguntas. Sheila divisaba la imagen como un cuadro surrealista. ¡Qué tal cachetada le ha dado! murmuro Sheila mientras se apresuraba a abrir la puerta del automóvil y pidió ayuda para colocarlos en el asiento de atrás dos de los transeúntes la ayudaron cargaron a los dos individuos del pavimento lo más cuidadosamente posible.

Cerro las dos puertas y rápidamente se dirigió al hospital más cercano posible aunque a esa hora el transito era moderado tardaría unos diez minutos en llegar al nosocomio cuando por fin llego se armó un alboroto enfermeros gritos cuchicheos camillas doctor en la escena ella a esperar afuera esperando el resultado de su asistencia médica pensando en las muchas situación tal vez por ocurrir. Tenía curiosidad por saber quiénes eran mientras se hacía preguntas: ¿Seria el desconocido un hombre grosero ordinario con espíritu perverso por eso acosaba a las mujeres por la calle? ¿Se merecía estar en ese estado por ofender a una dama?.... ¿Quién sabe?....Aunque no se quería llevar por las apariencias los hechos la asían deducir esto. Aunque ¿Por qué ella también perdió el conocimiento?.... ¿Qué raro? seguía pensando mientras su mente se enredaba tratando de hallar una solución al problema o al menos una idea de lo ocurrido. Cuando apareció el medico

- Señorita dijo- ¿Es usted pariente de alguno de los dos pacientes?

- No doctor no los conozco respondió ella.

- ¡A menos mal!.... Entonces puedo decirle la verdad sin  rodeos.

- ¿Cuál verdad doctor? …. ¡A qué se refiere!

- El doctor callo un instante bueno son cosas de la vida.

- ¿Acaso intenta decirme que están muertos?... Los dos ya están muertos eso me intenta decir.

- Si señorita lo lamento mucho pero no pudimos hacer nada por ellos.

- Que lastima callo pensando en los rostros de la pareja estaban en plena madurez de la vida.

Sheila se quedó fría lívida sin saber que decir hasta que comenzó a llorar profundamente como no lo había hecho en mucho tiempo mientras caía en la pared el doctor la divisaba preocupado pensando en una tercera muerte por eso se apresuró a socorrerle. Los tranquilizantes que le había dado el medico la calmaron lo suficiente para descansar quedando profundamente dormida en uno de los asientos de la sala de emergencias.

De pronto tubo un sueño más que eso un deja vu como si por un instante pudiera ver el pasado cuando apenas tenía quince años cuando se conocieron ellos los ancianos caídos en el pavimento aquellos que en algún tiempo fueron el uno para el otro cuando se juraron amor eterno hasta la muerte. Pero la vida no se los permitió cada uno tomo un rumbo distinto una vida distinta todo por mutuo orgullo por necedad se vieron una última vez pelearon luego no se vieron más. Pero el verdadero amor nunca se olvida aunque se trate aunque  pasen muchos años vive en los seres a pesar de negarlo de olvidarlo no muere solo queda en un profundo sueño así fue su amor. Hasta ese día en que se volvieron a ver aunque no se reconocieron al principio habían pasado muchos años fue una impresión muy fuerte para ellos una mescla de amor reproche rabia como si dentro de ellos una explosión de sentimientos reventara en sus corazones.

Ha sido una fuerte impresión para ellos no pudieron soportarlo sus corazones no resistieron ellos juraron amarse hasta la muerte esa promesa fue de verdad cuando una promesa es verdadera se cumple aunque los que hicieron la promesa lo olvidaran la vida busca sus medios destino dios esas cosas para hacer que se cumplan. Por eso murieron para cumplir su juramento tal vez no llegue a saber quiénes era ni conozca a algún familiar suyo pero ese sueño fue tan real.

Sheila lo vio como un viejo filme en el cual cada personaje daba acto a acto como dibujos seguidos en movimiento parecía dirigida por el mismísimo Gustavo Adolfo Bécquer llena de misterio amor dolo muerte como la poesía pura del poeta ya mencionado.

Al despertar Sheila el doctor le pidió retirarse debía atender a otros paciente este no es un hotel muchacha si no estás enferma vete ella callo  tal vez lo este doctor este no entendió sus palabras pero pregunto ¿Por qué? solo puedo decirle que en mi sueño al igual que una película vi sus vidas los conocí sin conocerlos secuencia a secuencia el amor de esos difuntos.

El doctor tomo du frente deben ser los medicamentos muchacha has tenía una alucinación.

Sheila no se conformó con las palabras de doctor pero tampoco podía decir que era una bruja solo estaba segura de algo ambos cumplieron su juramento.

Puntos otorgados!
4 comentarios
nelsonrodb

misterioso relato

leonardo46

articulo muy bueno

suiza2017

NO ME GUSTAN ESTOS TEMAS

leonardo46

buena información de este articulo es fascinante ,..buen posts excelente ...felicidades

¿Quieres comentar este articulo? Pues logueate o registrate.

Su transacción se ha realizado con éxito.

DENUNCIAR POST