@PonlotuCom
¡Comienza a ganar dinero!

¿Todavía no estás resgistrado?

Registrarse
¡Comienza a ganar dinero!

¿Ya estás resgistrado?

Ingresa

REGISTRARSE

Usuario en uso
Email invalido
Minimo 6 caracteres
No coinciden
ARTICULO ORIGINAL
jajomo24
Arte

“La mujer del rostro desfigurado”.

“La mujer del rostro desfigurado”.

Esa noche Julio Velásquez salió tarde de su trabajo el retrograda de su jefe lo mantuvo hasta eso de las once de la noche a pesar que su turno había acabado a las ocho para el ganar dinero era importante las necesidades de sus trabajadores no por eso no pudo hacer reclamo solo obedecer igual que un perro a su amo. Cuando por fin terminaron de llenar las cajas de cerveza él se acercó al patrón el cual vivía muy alegroso con su compadre a la ves cerraban su negocio cuarenta cajas cien soles por cada una todas al Coronal el bar del cual era dueño.

El patrón de Julio estaba muy ebrio por lo cual por pedido de su esposa le ayudo a subir para su recamara trato de convencerla de prestarle el auto total el patrón se levantara muy tarde yo llego temprano para dejarle las llaves él no se dará cuenta ella se negó por lo cual el pobre hombre tuvo que aun a su pesar emprender la marcha a pie para llegar a su casa. Caminar desde Supe a Huacho no era un promesa para los conocedores del camino para hacer más corta la caminata debería pasar por el rio Llamganuco por el cual pasaba un atejo como un puente hecho por las agua propias de ella para poder cruzarla sin más problemas eran ya casi las doce de la noche aunque trataba de apurar el paso llegaría muy a su pesar por los gritos de su esposa a eso de la una.

Cuando comenzó a andar entre las rocas tratando de ser lo más equilibrado posible como un trapecista de pronto su pierna resbalo logro tomarse rápidamente evitando la brusca caída cuando por fin pudo mantenerse en pie de nuevo comenzó a ver algo entre las aguas como una luz igual a la de una linterna una estrella una mujer muy bella el hombre no podía dar crédito a lo que veía creía estar inconsciente en un sueño. La mujer lo llamaba con un cantico angelical mientras le pedía meterse en las aguas para poder estar con él Julio no pudo resistirse no pudo hacer nada como si lo atrajera entraba poco a poco aunque en el fondo no quería hacerlo mientras la mujer se acercaba Julio no podía moverse ni hablar como una estatua una mano tomo su pie la criatura salió del agua mostrando su verdadero rostro horriblemente desfigurado trato de gritar pero no pudo comenzó a ser jalado a las aguas cuando  de pronto un disparo sonó.

Un hombre de mayor edad se acercó a la orilla en la cual el muchacho estaba desmallado.

Cuando despertó se encontraba en una cabaña frente al él el  fuego de la chimenea era alimentado por la madera traída por el extraño hombre de la escopeta mientras se sentaba en el mueble prendía un cigarro.

- Ya te sientes mejor muchacho.

- Asentó con la cabeza aun confundido.

- Tuviste suerte si no te hubiera visto seguro estarías en el fondo de las aguas tomo una taza de té caliente para dárselo a Julio el cual temblaba como hoja en otoño aun sintiendo el agua del rio en su cuerpo húmedo.

- Gracias señor tomo la tasa y mientras bebía de ella trataba de entender todo lo que había ocurrido.

- Tienes preguntas yo puedo darte respuestas si quieres tenerlas o solo olvidar.

- ¿Quiero respuestas? Aún estoy temblando aun veo su rostro no podre borrarlo de mi mente nunca me persiguiera en mis pesadillas.

- Igual a mí ya somos decía sonriendo de forma irónica mientras inhalaba nuevamente el humo de su cigarro.

- ¿Usted sabe quién es ella o lo que fue?

- Dirigió su mirada asía unas fotos las cuales mostraban su pasado la mostraban a ella. Ella era una buena mujer muy hermosa la más hermosa de todas la más deseada vivió en este pueblo todos los hombres nacidos aquí soñábamos con ella aunque solo uno logro tener su  corazón ella lo amaba mucho a pesar de sus gritos de sus reproches sus infidelidades sus golpes sus borracheras. Comenzó a llorar mientras tiraba el cigarrillo era muy celoso no soportaba las miradas de otros sus rostros al verla llenas de deseo por eso la encero la golpeo pero ella se arto no iba a soportarlo más trato de huir tenía un motivo estaba embarazada él no lo sabía nunca la escuchaba. Cuando la vio tratando de escapar perdió la razón creía ser víctima de una infidelidad huiría con otro la golpeo hasta casi matarla solo paro cuando ella le dijo sobre su embarazo en ese instante tomo las pocas fuerzas que le quedaban para tratar de ir a la cocina en la siguió logro cerrar la puerta a tiempo luego se hecho para tomar algo de aliento el gritaba la amenazaba golpeaba la puerta tratando de tirarla ella tomo un cuchillo para defenderse se enfureció más forcejearon clavo el cuchillo en una de sus piernas luego salió corriendo.

Tato de atraparla aunque apenas podía verla la noche era lluviosa iluminada solo por la luna llena siguió corriendo corrió corrió y corrió hasta llegar al rio Llanganuco en esos día ni siquiera había las piedras que hoy hay para cruzarlo al contrario la gente del pueblo esperaba la época de sequía para poder cruzar cuando el caudal estuviera bajo aunque esa noche no era así el l iba a alcanzar ella ya no quería volver con él por eso se lanzó sin dudarlo sin siquiera pensarlo cuando el llego era demasiado tarde el rio la arrastro. Trato de tirarse pero él era un cobarde espero al otro día fue con sus peones uno de ellos pudo sacarla cuando la vio tomo su cuerpo y corrió por el hasta llegar a su casa estaba todo golpeado con el rostro triturado por las piedras igual algunas partes de su cuerpo por lo cual solo podía recordarla como era. La enterró en ese mismo lugar al cual aún hoy va para pedirle perdón pero no puede ella no la hoye ni quiere verlo.

Aunque muchos igual que tú la han visto en cada noche der luna llena regresa aunque nunca se le aparece a él aunque ahora es solo un viejo tildado de loco por todos por creer que su mujer arrastra hasta lo profundo del rio a un joven mientras su esposo espera ser el quien reciba su castigo ella no desea verlo.

- El joven miro al hombre extrañado solo pregunto ¿Conoció usted a esa mujer y a su esposo?

- El Anciano rio perfectamente dijo mientras sacaba de entre sus piernas un cuchillo le mostraba una cicatriz en su pierna izquierda. Ella era mi esposa.

Puntos otorgados!
4 comentarios
nelsonrodb

misterio a la orden

suiza2017

SEGURO FUE A COLOMBIA Y LE EHCHARON ACIDO

leonardo46

buena información de este articulo es fascinante ,..buen posts excelente ...felicidades

leonardo46

muy buena información interesante articulo que bien es bueno seguir colocando posts así de calidad.

¿Quieres comentar este articulo? Pues logueate o registrate.

Su transacción se ha realizado con éxito.

DENUNCIAR POST