@PonlotuCom
¡Comienza a ganar dinero!

¿Todavía no estás resgistrado?

Registrarse
¡Comienza a ganar dinero!

¿Ya estás resgistrado?

Ingresa

REGISTRARSE

Usuario en uso
Email invalido
Minimo 6 caracteres
No coinciden
ARTICULO ORIGINAL
nathysalas
Comics e Historietas

EL PRÍNCIPE CONDENADO

EL PRÍNCIPE CONDENADO

Vale destacar antes que nada que esta historia se encuentra en el Papiro de Harris en el Museo Británico. Estaba completo cuando se descubrió por primera vez pero un desafortunado accidente lo destruyó en parte de modo que se perdió el final del relato. Se supone que pertenece al final de la Dinastía XVIII.

 

Ahora sí comencemos a contar la historia:

 

Había una vez un rey que estaba dolorido de corazón porque ningún hijo le había nacido. Rezó a los dioses para que concedieran su deseo y decretaron que así como había orado así debe ser. Y su mujer dio a luz un hijo. Cuando los Hatos vinieron a decidir su destino dijeron "Su muerte será por el cocodrilo o por la serpiente o por el perro." Y los que estaban de pie al oír esto se apresuraron a decirle al rey que estaba muy angustiado y temido mucho.

 

"Su muerte será por el cocodrilo o por la serpiente o por el perro."

Y por lo que había oído hizo construir una casa en las montañas y amueblada ricamente y con todo lo que se podía desear para que el niño no fuera. Cuando el niño creció fue un día sobre el tejado y de allí vio a un perro que seguía a un hombre en el camino. Entonces se volvió hacia su siervo y dijo: -¿Qué es lo que sigue al hombre que viene por el camino? Y le dijeron que era un perro.

 

Y el niño deseaba tener un perro y cuando le dijeron al rey su deseo no lo negaría para que su corazón no estuviera triste.

 

A medida que pasaba el tiempo y el niño se volvía hombre se volvió inquieto y al ser informado del decreto de los Hathors envió de inmediato un mensaje a su padre diciendo: "Ven ¿por qué y por qué me mantienen prisionero? estoy destinado a tres malos destinos déjame seguir mis deseos que Dios cumpla Su voluntad. "

 

Y después de esto él fue libre y lo hizo como otros hombres. Le dieron armas y se le permitió a su perro seguirlo y lo llevaron a la región oriental y le dijeron: "Mira eres libre de ir dondequiera que quieras".

 

Colocó su rostro hacia el norte siguió su perro y su capricho le dictó el camino. Entonces él vivió en el más choicest del juego del desierto. Y luego vino al jefe de Nahairana. Y este jefe no tenía más que un hijo una hija. Para ella se había construido una casa con setenta ventanas de setenta codos desde el suelo. Y aquí el jefe había ordenado que trajeran a todos los hijos de los jefes del país de Khalu y les dijo: "El que sube y alcance las ventanas de mi hija la ganará por esposa".

 

Y algún tiempo después de esto el príncipe llegó y el pueblo del jefe de Nahairana llevó al joven a la casa y lo trató con el mayor honor y amabilidad. Y mientras comía de su comida le preguntaron de dónde había venido. Él les respondió diciendo: "Yo vengo de Egipto soy hijo de un oficial de aquella tierra. Mi madre murió y mi padre tomó otra esposa la cual cuando dio a luz a mi padre otros hijos creció para odiarme. He huido como fugitivo de su presencia. Y se arrepintieron de él y lo abrazaron.

 

Entonces un día les preguntó a los jóvenes escaladores lo que hacían allí. Y cuando le dijeron que subían a la altura que podían ganar la hija del jefe por esposa decidió hacer el intento con ellos porque de lejos vio la cara de la hija del jefe mirando hacia fuera desde su ventana y se volvió hacia ellos.

 

Y él subió la altura vertiginosa y alcanzó su ventana. Tan contenta estaba ella de haberla besado y abrazado.

 

Y pensando alegrar el corazón de su padre se le acercó un mensajero diciendo: Uno de los jóvenes ha llegado a la ventana de tu hija. El jefe preguntó cuál de los hijos del jefe había logrado esto y le dijeron que sentarse era el fugitivo de Egipto.

 

En esto el jefe de Nahairana se enojó y juró que su hija no era para un fugitivo egipcio. ¡Que vuelva de donde vino! gritó.

 

"... si es quitado de mí no comeré ni beberé y en esa hora moriré."

Un sirviente se apresuró a avisar al joven pero la doncella le sostuvo rápidamente y no lo dejó ir. ¡Ella juró por los dioses diciendo "Por el ser de Ra-Harakhti si se me quita yo no comeré ni beberé y en esa hora moriré!"

 

Y su padre fue informado de su voto y al oírlo envió a algunos a matar al joven mientras estuviera en su casa. Pero la hija del jefe adivinó esto y dijo otra vez: "Por el gran señor Ra si es muerto moriré antes del sol. Si me separo de él entonces ya no vivo".

 

De nuevo sus palabras fueron llevadas al jefe. Hizo que su hija y el joven fueran llevados ante él y al principio el joven temía pero el jefe de Nahairana lo abrazó afectuosamente diciendo: "Dime quién eres porque ahora eres como un hijo para mí". Él respondió: "Yo vengo de Egipto soy hijo de un oficial de esa tierra mi madre murió y mi padre tomó otra esposa la cual cuando dio a luz a mi padre creció para odiarme. ¡Como un fugitivo de su presencia! "

 

Entonces el jefe le dio a su hija por esposa; le dio una casa y los esclavos le dio tierras y ganado y todo tipo de buenos regalos.

 

El tiempo pasó. Un día el joven dijo a su esposa de su destino diciéndole: "Estoy condenado a tres malos destinos: morir por un cocodrilo una serpiente o un perro". Y su corazón estaba lleno de un gran temor. Ella le dijo: "Entonces uno matará al perro que te sigue". Pero él le dijo que no podía ser porque él lo había mencionado desde que era pequeño.

 

Por fin el joven deseaba viajar a la tierra de Egipto y su mujer temiendo por él; no lo dejaría ir solo así que uno fue con él. Llegaron a un pueblo y allí estaba el cocodrilo del río. Ahora en aquel pueblo era un hombre grande y poderoso y ató al cocodrilo y no lo dejó escapar. Cuando estaba atado el hombre poderoso estaba en paz y caminaba hacia el extranjero. Cuando el sol salió el hombre volvió a su casa y éste lo hizo todos los días durante dos meses.

 

Después de esto a medida que pasaban los días el joven se sentaba cómodo en su casa. Cuando llegó la noche se acostó en su diván y el sueño cayó sobre él. Entonces su esposa llenó un tazón de leche y lo puso a su lado. Fuera de un agujero vino una serpiente y trató de morder al hombre dormido pero su esposa se sentó a su lado observando y durmiendo.

 

Y los siervos viendo la serpiente le dieron leche para que bebiera y se embriagara y se quedara indefenso sobre su espalda. Viendo esto con su daga la mujer lo despachó. Sobre esto se despertó su marido y comprendiendo todo se asombró. "Mira" le dijo ella "tu dios ha entregado una de tus condenas en tu mano y seguramente él también te dará a los demás".

 

Y entonces el joven hizo sacrificios a su dios y lo alabó siempre.

 

Un día después de esto el joven caminó hacia el extranjero en sus campos su perro siguiéndolo. Y su perro persiguió después del juego salvaje y él siguió al perro que se hundió en el río. También entró en el río y luego salió el cocodrilo que lo llevó al lugar donde vivía el poderoso. Y al llevarlo el cocodrilo le dijo al joven: "He aquí yo soy tu perdición siguiendo a…

 

OJO: En este punto ya queda de cada uno cuente el cómo cree que habrá terminado esta historia en vista de los acontecimientos. Así que queda en nuestra imaginación.

wink

Puntos otorgados!
3 comentarios
nelsonrodb

interesante relato

leonardo46

que interesante articulo muy bueno excelente información, gracias por subirlo este posts , esta muy bien elaborado

midineroga

muy interesante

¿Quieres comentar este articulo? Pues logueate o registrate.

Su transacción se ha realizado con éxito.

DENUNCIAR POST