@PonlotuCom
¡Comienza a ganar dinero!

¿Todavía no estás resgistrado?

Registrarse
¡Comienza a ganar dinero!

¿Ya estás resgistrado?

Ingresa

REGISTRARSE

Usuario en uso
Email invalido
Minimo 6 caracteres
No coinciden
ARTICULO ORIGINAL
jordigal
Música

LA MALDICIÓN EN LA ÓPERA

LA MALDICIÓN EN LA ÓPERA

LA MALDICIÓN EN LA ÓPERA

 

La maldición es un tema que seamos realistas tiene fuerte impacto en una novela en una obra de teatro o como aquí tratamos la ópera. Aunque el tema de la maldición aparece de variadas maneras(aquel holandés errante aquella bruja que maldijo al hermano del conde de luna según la narración de Ferrando en “Il trovatore” el de los levitas a Ismael en Nabucco o incluso el “maledetto” en alguna ópera buffaetc). Sin embargo la maldición juega en Rigoletto un papel primordial el de la sugestión del personaje que siente su presencia en los acontecimientos que generaron esa maldición que Monterone lanza tanto a él como al duque de Mantua. Una maldición que viene de las mofas que Rigoletto y la vil seducción del duque a la hija del mencionado Monterone al comienzo de la ópera.

Hace dos años en una nota de Ramón Gener al psicólogo Walter Risso dentro del programa dedicado a Rigoletto en “This is Opera” explicaba ese terrible poder de sugestión que puede generar ser maldecido esa “profecía autorealizada”. Desde ese momento sus acciones van encaminadas a intentar primero que le pase como a Monterone y pretende “cuidar” a su hija-es decir pedir a Giovanna que vele “por la flor que le confió”. Pero sus esfuerzos son vanos: ella se ha enamorado del duque disfrazado de pobre estudiante. Para más desgracia encima los cortesanos del duque raptan a Gilda creyéndola amante del mismo Rigoletto. Es la primera vez que siente de cerca la maldición “ah la maledizione”.

Ya en la taberna(acto III) Rigoletto pretende convencer a Gilda que el duque es un mujeriego que no merece afecto alguno. Sin que ella lo sepa también ha hablado con Sparafucile para llevar a cabo lo que esperaba: matar al duque con la ayuda del sicario. Viendo Gilda lo que es el duque  le exige que vaya a Verona y que él la cogerá al día siguiente. Pero no Gilda toma la decisión de sacrificarse por el duque tras escuchar los planes del crimen…y los lamentos de Maddalena. Cuando Rigoletto coge el cuerpo en una bolsa escucha a lo lejos al duque y siente pavor. Abre la bolsa y ve a Gilda herida de muerte pero con las escasas fuerzas para pedirle perdón. La profecía para él se ha cumplido…”ahh la maledizione” mientras la orquesta termina las últimas e intensas notas de dolor.

 

Puntos otorgados!
1 comentarios
nelsonrodb

curioso post

¿Quieres comentar este articulo? Pues logueate o registrate.

Su transacción se ha realizado con éxito.

DENUNCIAR POST