@PonlotuCom
¡Comienza a ganar dinero!

¿Todavía no estás resgistrado?

Registrarse
¡Comienza a ganar dinero!

¿Ya estás resgistrado?

Ingresa

REGISTRARSE

Usuario en uso
Email invalido
Minimo 6 caracteres
No coinciden
doulos
Superación personal

TEOLOGÍA Y REALIDAD NACIONAL

TEOLOGÍA Y REALIDAD NACIONAL

TEOLOGÍA Y REALIDAD NACIONAL

 

Todos los días hablamos de teología entendiendo que la teología es la ciencia que trata de Dios asimismo del conocimiento que el hombre tiene sobre Él. Las distintas confesiones religiosas que existen en nuestro país e incluso las que denominamos sectas también hacen teología y todas elaboran en base a las doctrinas que profesan ideas pensamientos alocuciones acerca de Dios y la manera que tiene para relacionarse con nosotros.

Una Teología peruana

Claro que la intención de esta reflexión no es entrar a debatir sobre cuál doctrina es la adecuada y cuál no. A lo que apuntamos es al hecho de que no tenemos una teología evangélica peruana (si podríamos llamarla así) que nazca de nuestras raíces o que contenga nuestra identidad nuestro razonamiento el palpitar andino y que pueda aportar ideas en torno al Dios verdadero que emerge de las páginas de la biblia. Una reflexión nuestra que nos permita quitarle el elemento foráneo y diferenciarla de la teología anglosajona la alemana la suiza la norteamericana que son las que más ponderan en la mente del teólogo latino porque tenemos décadas de haberlas aceptado y creemos que la revelación de Dios ha sido racionalmente compuesta en la teología sistemática foránea que adoptamos.

Tenemos todo un desafío los teólogos peruanos de poder concretar nuestras ideas en base a la revelación de Dios y elaborar una teología que apunte a mostrar al Dios que se reveló por medio de Jesucristo al hombre andino al criollo al mestizo al nativo de la selva y a las diferentes etnias que existen en nuestro país.

Sin embargo ¿qué podría decir una teología peruana? ¿Qué aporte nuevo daría que nos diferencie de la teología de Berkhof de Lazy entre otros? Entiendo que un intento de hacer una teología nuestra nació en el seno católico hace muchos años cuando el sacerdote peruano Gustavo Gutiérrez elaboró su famosa Teología de la Liberación que no era otra cosa que una interpretación de las Escrituras en base a los elementos del marxismo-leninismo. Nuevamente el elemento foráneo se usó para reinterpretar las Escrituras y buscar una “liberación” pero no de la esclavitud de los pecados sino de la clase opresora que dominaba y aplastaba a las clases sociales miserables. En realidad propugnaba una lucha de clases que desde el punto de vista espiritual no tenía asidero bíblico pero no dejaba de ser valiosa en relación a la inquietud que había por ayudar a los pobres desvalidos y explotados.

¿Qué podría aportar la teología a nuestra realidad nacional?

No hablamos de una teología conceptual como la que hemos heredado que dicho sea de paso no está nada mal porque no hizo otra cosa sino “ordenar” la revelación de Dios para poder tener un entendimiento racional sobre su Persona. En una época donde el racionalismo era fuerte se pensaba que la racionalización de la revelación de Dios ayudaría a que los hombres pensantes pudieran entenderla pues no fue así. Valgan verdades no ganamos a los racionalistas con la teología sistemática sería demasiado pretencioso pensar así. Siempre hemos creído y creeremos que Dios salvará a la gente quien quiera que fuere con la revelación misma que nos dio y que se encuentra en la biblia creemos que aquélla empieza desde Génesis y termina en Apocalipsis y fuera de ella no hay nada más que revelar. Y cualquiera puede entender a Dios sin necesidad de comprender la teología sistemática porque Dios se revela por medio de su palabra.

Entonces siendo así que la teología es la ciencia que nos ayuda a entender a Dios sus atributos y la manera cómo Él quiere relacionarse con nosotros pues una teología peruana podría encaminarse a tratar de entender qué es lo que Dios puede enseñarnos a los teólogos peruanos que a su vez nos ayude a comprender la manera cómo Él quiere relacionarse con nosotros sus criaturas en este ámbito nuestro en nuestra tierra y en nuestra idiosincrasia. Y si bien es cierto la revelación es la misma para todos creo que Él no tiene las mismas formas de actuar para con todos sino que lo hace de acuerdo a la particular forma de ser de cada región pueblo nación aldea barrio etc.

No deja de ser destacable que la teología así también debería entrar a tratar ciertos problemas sociales que ahora emergen y preocupan a todos los peruanos y que dicho sea de paso debería dar soluciones. Por ejemplo sin dejar de lado la evangelización que es importante y que nunca debe cejar pues debería la teología dar respuesta a las nuevas tendencias ideológicas que están luchando por posicionarse en la mente de los peruanos y ganar sus voluntades; tenemos la ideología de género el aborto el feminicidio la corrupción. ¿La teología podría dar respuesta a estos problemas sociales? No me imagino que los teólogos sólo tengamos que estar en la nebulosa celestial pensando en las aristas que en hay en el paraíso en un cielo lejano casi mítico pero  desconectado de los problemas que hoy preocupan a nuestra sociedad. Nuestro Señor Jesucristo andando por las calles de la Palestina antigua podía hablar con el ciego el cojo el paralítico y atender a sus necesidades. Se podía conectar con un político como era Judas el zelote o un funcionario de Roma como era Mateo; también podía hablar con gente de clase alta media  y baja podía comer con un rico y con un pobre pescador. Comprendamos que el evangelio no es sólo estar encerrado en un cuarto pensando sobre Dios sino es también estar en las calles y llevar el mensaje de esperanza y procurar estar con el que sufre y darle soluciones acertadas y precisas. ¿Podemos asesorar a nuestros gobernantes en temas sociales? Claro que sí sin necesidad de tener que buscar ser un presidente congresista alcalde o político y no menosprecio al que lo hace pero la iglesia y no sólo ésta como ente colectivo sino aun en forma individual con creyentes valientes y preparados que tengan clara la revelación de Dios pueden hacer teología en sus comunidades. Es decir ver la manera de relacionar a Dios con las necesidades de su entorno con los problemas que les preocupan. No voy a satisfacer sus necesidades con un libro de teología sistemática sino con la revelación de Dios aplicada a las situaciones particulares que gravitan y que requieren solución y que sí es posible darlas. No faltarán quienes piensen que los cristianos no debemos hacer política no debemos discutir sobre el aborto ni de la ideología de género sino simplemente limitarnos a predicar el evangelio. Bueno no discuto esto pero creo que si comprendemos mejor la mentalidad del peruano moderno y cuáles son sus reales tendencias morales filosóficas y sociales pues podremos aterrizar respuestas de la biblia en una forma eficaz y objetiva.

Pienso que sobre esto podríamos decir mucho más y como esta reflexión es algo somera de un tema que puede ser tratado de forma más exhaustiva pues lo dejó allí esperando que otros pensadores piadosos peruanos apunten a hacer una teología de marca nacional haciendo una lectura de nuestra realidad y formulando respuestas que vengan de la misma revelación de Dios quien quiere hablarnos pero que a veces no le entendemos. Como Samuel el juez que cuando Dios Jehová lo llamaba en los inicios de su ministerio pues no sabía escucharlo hasta que en la cuarta vez pudo entender que Dios quería comunicarse y pudo decir: “Habla porque tu siervo oye” (1 S.3:10). Hagamos una teología aplicada a la realidad nuestra en donde dejemos que Dios mismo nos hable y nos guíe para saber cómo lidiar con las dificultades sociales que afectan a nuestra sociedad peruana.

Puntos otorgados!
3 comentarios
joso25

BN

joso25

BN

casegaby

ok

¿Quieres comentar este articulo? Pues logueate o registrate.

Su transacción se ha realizado con éxito.

DENUNCIAR POST