@PonlotuCom
¡Comienza a ganar dinero!

¿Todavía no estás resgistrado?

Registrarse
¡Comienza a ganar dinero!

¿Ya estás resgistrado?

Ingresa

REGISTRARSE

Usuario en uso
Email invalido
Minimo 6 caracteres
No coinciden
caleidea
Apuntes y Monografías

Un secreto importante de una relación feliz

Un secreto importante de una relación feliz

La bloguera Morena publicó un post en el cual les revela a sus lectores el secreto de por qué muchas veces nos resulta difícil encontrar una pareja.

Con el permiso del autor Genial.guru tradujo para ti este texto para que en este mundo haya más parejas felices.

La mayoría de mis conocidos solteros al escuchar la palabra “esposa“ se imaginan a una morena alta con pantaletas de encaje rojo y unos 7 años menor que ellos. Al conocer a una mujer así a lo mejor se hubieran casado.

Mientras tanto prefieren tener una experiencia pasajera de aventuras divertidas y no quieren ni escuchar acerca de esa etapa de la relación cuando las pantaletas rojas quedarán en el pasado.

Permíteme decirte en detalle con qué tipo de mujeres vale la pena casarte para que no te arrepientas después.

El primer mito masculino se trata de las mujeres bellas que llaman la atención las así llamadas ”reinas". Este mito es frecuente sobre todo en los hombres que no han tenido la experiencia de tener sexo con la misma persona durante años y que piensan que la emoción de tocar las pantaletas de encaje rojo durará para siempre. También conozco a muchos atletas y aficionados al gimnasio que comparten este mito.

© instagram.com  

Ahora les diré una cosa que les puede parecer aterrorizadora. El ser humano se acostumbra a cualquier aspecto físico al cabo de 5-7 años. Después de ese tiempo probablemente te dará igual cómo luce tu pareja. Puede engordar dejar de rasurarse cubrirse de tatuajes o perforarse la lengua. Puede ser gorda o flaca o incluso salir en la portada de Playboy. Puede ser la mujer más bella del mundo... Pero si eres polígamo de naturaleza vas a sentir ganas de buscar nuevas aventuras.

Por eso creo que si eliges la pareja basándote únicamente en su belleza física es mejor que no te cases nunca. Es una mentalidad digna de un adolescente que nunca ha tenido relaciones serias. Créeme no saldrá nada bueno de eso.

"¿Pero con quién me caso entonces?" podrías preguntar.

Cásate con la persona con la cual eres compatible en tres aspectos fundamentales del matrimonio: sexual coditiano y económico.

Acerca de la compatibilidad sexual

¿Qué es la compatibilidad sexual?

Quiero resaltar que no solo se trata de tener necesidades similares. Es claro que no habrá felicidad cuando el marido quiere tener relaciones 3 veces al día y la mujer 2 veces al mes o al revés. La compatibilidad sexual se trata también de compartir las nociones acerca de lo que está permitido y lo que está prohibido en el sexo. Tus nociones sobre los tabúes deben coincidir plenamente con las de tu pareja. El sexo debe ser regular y debe complacerlos a ambos. No tiene una gran ciencia.

Acerca de la compatibilidad económica

Los despilfarradores no deben vivir con los tacaños así como los adictos al sexo con las personas más frías. El marido y la mujer deben tener ideas similares acerca de cómo gastar o ahorrar el dinero.

Una pareja feliz serían dos tacaños por ejemplo. Él le compra un geranio con descuento y ella se emociona. Ambos se compraron pantuflas en rebajas ¡qué lindo! También dos despilfarradores serían felices juntos. Ella gastó la mitad de su sueldo en manicura él no se opuso: ¡qué va luego ganaremos más dinero! Pero los opuestos tendrán conflictos siempre.

Quiero añadir por cierto que además de tener nociones similares acerca de cómo gastar dinero la pareja debe tener ideas parecidas sobre cómo ganarlo. Si la mujer siempre ha querido ser ama de casa solo encontrará felicidad al lado de un tipo duro trabajador; y si ella siempre ha soñado con conquistar nuevas alturas necesita a un hombre seguro y obediente sin muchas ambiciones.

Acerca de la compatibilidad cotidiana

Probablemente este punto sea el más importante. Apostaría 100 dólares a que entre tres parejas incompatibles en el aspecto sexual económico y cotidiano los primeros en divorciarse serían los que no son compatibles en el aspecto “cotidiano“.

Si eres sucio cásate únicamente con tus semejantes. Si eres amante de la pulcritud búscate una pareja que sea igual de pulcra. Dos sucios serán felices tirando sus calcetines por todos lados dejando platos en la sala y huellas mojadas en el piso. No les importará si tienen semanas sin lavar los platos ni el piso ¡serán felices!

Pero si un sucio empieza a vivir con una persona súper limpia la relación está condenada al fracaso. Siempre estará molestando al pobre ”cochinito" reprochándolo en su suciedad y arruinándole la vida. ¡Dejaste el piso sucio! ¡Tiraste tu ropa! ¿Por qué están esos trastes en el lavaplatos? ¿Qué hay de ese polvo en los estantes?

Si sabes que no eres una persona súper limpia tu tarea primordial debe ser encontrar a alguien que comparta tus nociones sobre la limpieza en vez de enfocarte en encontrar a alguien guapo y sexy.

Podrías preguntarme: "¿Acaso de verdad piensas que lo único que une al marido y la mujer es ensuciar la casa hacer el amor y gastar el dinero?"

No para nada. Claro que no. Además de ensuciar la casa comer patatas fritas en la cama hacer el amor y gastar dinero en cualquier cosa también duermen juntos. De ahí el último consejo: es mejor que tu pareja además de todas las cualidades mencionadas no ronque. Entonces serás feliz después de que se acabe la etapa de las pantaletas de encaje rojas.

Puntos otorgados!
4 comentarios
jordi1977

gracias por la información

pedro_abel

hola, muy buena información, valiosa para una buena pareja

dulcemarib

¿?

marionamar

Habrá que probar.

¿Quieres comentar este articulo? Pues logueate o registrate.

Su transacción se ha realizado con éxito.

DENUNCIAR POST